Adicciones

En primer lugar se debe dejar claro que existen adicciones con drogas (Marihuana, alcohol, cocaína, anfetaminas…) o sin ellas, son las llamadas adicciones comportamentales (juego, sexo, compras, Internet…). Cualquier conducta es susceptible de convertirse en una adicción.

El tratamiento para la adicción tiene como finalidad ayudar al adicto a dejar la búsqueda y el consumo compulsivos de la droga/comportamiento.

En las diferentes sesiones se hablará tanto con el adicto como con la familia cercana, ya que las adicciones suelen ser un trastorno crónico caracterizado por recaídas ocasionales, el entorno debe tener conocimiento de la persona que lo padece para así poder prestar el apoyo necesario y actuar de la manera correcta.

Por lo general no basta con un solo ciclo de tratamiento a corto plazo. Para muchas personas, el tratamiento es un proceso a largo plazo que implica varias intervenciones y supervisión constante.